5 Trekkings cerca de Santiago para ir en familia

La práctica del trekking siempre es un agrado, y más si es en familia. Por ello, en Monte Outdoor queremos que te unas a las rutas que ofrecemos cercanas a Santiago y con características más sencillas y aptas para personas que no tienen una amplia experiencia en esta actividad. Podrás disfrutar junto a nosotros, entre otras cosas, de ríos, cascadas, bosques urbanos, y una fauna variada. Esto, de forma individual o como grupo empresarial. Como es costumbre, te recordamos siempre que si practicas senderismo con Monte Outdoor, aprenderás a no dejar rastro en tu paso por la naturaleza y a tomar siempre las precauciones necesarias para que tu actividad esté libre de cualquier peligro. Estero El Manzano
Al igual que muchos de los senderos más atractivos cercanos a Santiago, el trekking en el Estero El Manzano se encuentra ubicado en el Cajón del Maipo. El lugar nos invita a que toda la familia se acerque a disfrutar de la naturaleza inmersa en las rutas que gozan de poca pendiente y se cruzan ocho hermosos ríos en el trayecto, además de un bosque esclerófilo. Es un sector concurrido y de fácil acceso, pero tendremos precaución al cruzar los ríos, pues hay que sortear piedras y rocas que pueden ser resbaladizas. De todas formas, algunos de estos cruces es posible efectuarlos de manera más sencilla por encima de tuberías o tablas de madera. Tras cruzar el último de los ocho esteros, el camino continúa subiendo bien demarcado, pudiendo ser una alternativa a seguir por quienes tienen energía de sobra. Se estima que el total de recorrido alcance una hora y media en subida, y un poco más de una hora durante el descenso. El camino permite ver diversa fauna, entre la que destacan varias especies de aves y, si hay un poco de suerte, nos sorprende la presencia de zorros. Algunas familias aprovechan los diferentes pozones de aguas de río que se forman para bañarse o hacer picnic a un costado, aprovechando en una jornada la naturaleza que ofrece el Estero El Manzano. El Sauce, sector El Toyo:
El Sauce es la nueva ruta de Monte Outdoor. En el Cajón del Maipo, y cercano a la localidad de El Toyo y a la reserva Coyanco, este trekking comienza en una zona donde el camino se ramifica, pero que finalmente nos llevan al mismo punto final. En el camino encontramos el río El Sauce y diferentes cascadas, siendo la más reconocida una que se le conoce como “El Salto la Olla”, una hermosa caída de agua que se asoma por entre rocas a unos ocho metros de altura y donde existe un cerro bastante pronunciado de fondo. La cascada es acompañada por una laguna de forma circular de aguas claras y de un color medio verdoso. La ruta más sencilla se hace a partir de la casa de unos lugareños en la reserva Coyanco, para luego sortear unas cuatro colinas aproximadamente y es muy necesario que vayamos muy atentos a las rutas pues se puede volver complejo debido a la cantidad de opciones que existen. También llegaremos a una comunidad ecológica llamada “El Guerrero”, la cual se formó en el año 2007 en una zona un tanto oculta entre dos cerros. Hoy cuenta con un refugio hecho a partir de materiales reciclados, y también se han organizado en torno al cultivo orgánico. Esta es una caminata que haremos en aproximadamente dos horas, y si el clima acompaña, podremos nadar en la laguna. La dificultad de este trekking va desde lo sencillo hasta lo intermedio, con algunos caminos estrechos, con un sector un poco más complicado previo a la llegada al Salto la Olla por cuanto debemos caminar junto a unos barrancos. Bosque Panul
Ubicado en la comuna de La Florida, el Bosque Panul es un pulmón verde que cuenta con rutas de trekking que se internan en el último bosque urbano nativo existente en Santiago. Su vegetación esclerófila se caracteriza por aguantar largas temporadas de sequía, con especies emblemáticas tales como los espinos, quillayes, maitenes y boldos, algunas de las cuales tienen hasta 200 años y otras con graves problemas de conservación. El bosque, en tanto, empieza más o menos desde la cota 750 y termina en la línea de cumbres del cerro Minillas. Esta zona precordillerana cuenta con diversos senderos, siendo los más importantes los que se internan hacia el cerro en dirección este, muchos de los cuales son bien resguardados por la sombra de los árboles, al tiempo que vemos especies de animales tales como los zorzales, aguiluchos y tordos. En el Bosque Panul destaca la presencia del Sendero de Chile, y lo que haremos es seguir las huellas hasta pasar por dos torres de alta tensión, llegando finalmente a otro camino bien demarcado y que cuenta con infraestructura básica. Al continuar por ahí, nos toparemos con un mirador en el sector norte desde donde se tienen vistas hacia la cruz que conmemora la Masacre de Lo Cañas. En esta zona, el bosque es bastante frondoso y los senderistas nos podemos adentrar hasta una quebrada que mira hacia las cumbres. En ruta, toparemos con la Plaza de Descenso que es utilizada por los ridders para practicar mountain bike. También se observa un sector con pircas a casi un kilómetro de la zona más alta. A modo de alternativa, hay senderos que llevan hasta la Quebrada de Macul, o si se sigue hacia el sur por el Sendero de Chile, se enfila hasta Las Vizcachas y el cerro Minillas. Por fortuna, el Bosque de Panul tiene zonas habilitadas para hacer picnic y hay quienes también optan por acampar en terrenos planos y bajo la abundante sombra de los arbustos. Últimamente, algunos vecinos de La Florida preocupados por la expansión urbanística que podría estar destruyendo el bosque, se han organizado para armar un proyecto comunitario en Panul con el objetivo de que se preserve esta zona verde, fomentando el uso responsable y la práctica de actividades al aire libre. Sendero Los Peumos
El sendero Los Peumos, en la comuna de La Reina, es una popular ruta de Monte Outdoor ideal para un trekking en medio de lo que es el Parque Aguas de Ramón (3.700 hectáreas), perteneciente a la Asociación Parque Cordillera, y que se puede realizar en un promedio de tres horas y media. En este entorno natural destacan varios cerros y senderos, siendo algunas rutas dirigidas hacia sectores emblemáticos de gran altura como el Provincia y el Salto de Apoquindo. Llegar hasta aquí es un deleite para la familiar y, en especial para los niños, debido a la presencia de cascadas que caen sobre pequeñas tazas de agua y ríos de aguas claras que permiten refrescarse al mismo tiempo que se disfruta de la vida al aire libre. También existen huellas bien marcadas por las cuales transitaremos, lo que facilita el acceso a todo tipo de personas. A pesar de ello, se pueden hacer caminatas que resultan extenuantes y con bastante desnivel (no olvidar que estamos en la precordillera) por un sector de quebradas, por lo que te sugerimos el uso de bloqueador solar, lentes de sol, abundante agua, bastones y zapatos de trekking. Durante el trayecto cruzaremos algunos puentes colgantes, los cuales llevan a algunos miradores, como el mirador del Estero. El nombre del sendero se debe a la presencia de un bosque de peumos, un árbol que fácilmente puede superar los 20 metros de altura, factor que se agradece enormemente pues entrega abundante sombra. Junto a la actividad de trekking, el sector permite practicar mountain bike, trote y hacer picnic. En el parque es posible encontrar baños secos ecológicos, y estaremos bastante pendientes de los horarios de salida y entrada, pues el parque tiene normas al respecto. Quebrada de Macul
Son cuatro y medio los kilómetros que debemos caminar en una dirección si es que te animas a hacer el trekking con nosotros en la Quebrada de Macul, un entorno natural perteneciente a la comuna de Peñalolén. El parque es uno de los más solicitados por los santiaguinos cada fin de semana, pues lo que hacemos es entrar en contacto con la naturaleza de manera sencilla y en tan solo una jornada. Tal como es costumbre en la zona precordillerana de Santiago, los senderos aquí transitan en medio de un bosque esclerófilo donde es posible alcanzar en medio día lo que es la cascada de Macul, una caída de agua de 10 metros de altura que se escurre entre enormes rocas y en medio de paredes montañosas bastante altas que conforman la quebrada. Adicionalmente, para los más enérgicos y con buen estado físico, es posible llegar más adelante hasta las cumbres de los cerros La Cruz y Ramón. Junto a los ríos y algunos pozones que se forman, la vegetación aquí es única en el mundo y una de sus principales características es que a lo largo de cientos de años ha podido soportar un clima seco y caluroso. En la entrada a la Quebrada de Macul vamos a encontrar una zona de acceso y registro, para luego seguir un por sendero de tierra ancho y bien demarcado, cuyo nombre es Estero Quebrada Macul. Allí, encontraremos algunas mesas de madera para merendar y bastante gente practicando diferentes deportes. Le siguen las rutas del Mirador de la U y Aguas de Maqui, siendo este último uno que se extiende por 12 kilómetros y cuya dificultad es un poco más compleja. Tal como sucede en los parques anteriormente mencionados, aquí la sombra de los árboles es abundante en varios tramos, haciendo la ruta más amena. Si hay algo característico más adelante, es la vista del valle de Santiago de norte a sur, y de fondo la Cordillera de la Costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *